B7 - La tarificación social «mixta» y la disminución de la cuota fija en la tarificación «binomio»


1) ¿De qué se trata ? De dos tipos de tarificación bien distintos, utilizando ambos parámetros muy diferentes y persiguiendo distintos objetivos : (...)

 1) ¿De qué se trata ?

De dos tipos de tarificación bien distintos, utilizando ambos parámetros muy diferentes y persiguiendo distintos objetivos :
- la tarificación « mixta » que prevé la financiación normal del servicio, así como una extensión para los hogares desfavorecidos.
- la tarificación « binomio », constituida por un componente fijo destinado, en principio, a que los pequeños consumidores amorticen en mayor medida el coste de las instalaciones (la cuota de servicio), y un componente variable en función del volumen consumido. Esta tarificación, sin embargo, no es equitativa y puede revelarse desastrosa para los más pobres en caso de precio alto de la cuota de servicio. Por lo tanto, es conveniente saber corregirla.

 2) ¿Quien utiliza sobre todo este recurso y desde cuándo ?

La tarificación « mixta » se utiliza, aunque no demasiado, sobre todo en los municipios o Estados que prefieren aplicar, en lugar de ayudas individuales para los usuarios de pocos recursos, soluciones colectivas en forma de financiación de infraestructuras hidráulicas que les faciliten el acceso al agua o al saneamiento.

La tarificación « binomio » está muy extendida desde hace mucho tiempo, pero no tiene ninguna finalidad social. Al tiempo que permite financiar ciertos equipos útiles para todos y equilibrar el presupuesto de los servicios, también sirve, pero sin anunciarlo, para que algunos municipios disminuyan el precio aparente del m3 que figura en las facturas, afectando este solo al volumen consumido.

 3) ¿Por qué ?

Ver más arriba.

 4) ¿En qué consisten estos procedimientos ? ¿Como se ponen en práctica ?

a) La tarificación social « mixta »

Principio

Esta no aporta ninguna ventaja directa, sino solo colectiva, para los usuarios desfavorecidos.

El principio consiste en aumentar el precio del agua, para toda la población o, de manera más específica, para los grandes consumidores o para los habitantes de los barrios considerados como acomodados, para constituir un Fondo de financiación con el fin de realizar, por ejemplo, la creación o la ampliación de una red, o la instalación de nuevas fuentes en los barrios pobres.
Por lo tanto, se trata de una tarificación equilibrada gracias a subvenciones llamadas « cruzadas » entre distintas categorías de población destinadas, no a disminuir el precio por m3 para los más desfavorecidos de manera inmediata, sino más tarde, una vez realizados los equipamientos, o a facilitarles el acceso al agua o al saneamiento.

Esta tarificación, que puede aplicarse también a los modos de tarificación progresiva a nivel de un municipio, también se aplica a todo un Estado mediante un impuesto nacional sobre el precio del agua, destinado a alimentar Fondos de ayuda o inversiones.

Ejemplos de realización

- En Francia, ha existido durante mucho tiempo un impuesto nacional sobre el precio del m3 para alimentar el FNAER, un Fondo nacional de ayuda a la aducción de agua al medio rural, que no estaba especialmente pensado para facilitar el acceso del agua de los más pobres, sino para hacerlo indirectamente en el campo.

- En Costa de Marfil, el gobierno ha creado un « Fondo de desarrollo del agua » alimentado por un fuerte impuesto sobre las facturas (40%). Oficialmente, este estaba destinado a subvencionar las acometidas de la red, sobre todo para las familias desfavorecidas.
Pero ha ignorado los barrios más pobres o de chabolas de algunas ciudades, ya que las zonas de hábitat no autorizadas no eran elegibles, y no ha permitido la conexión a la red de muchas familias debido al coste demasiado elevado y bruscamente aumentado de la acometida a pesar de la subvención propuesta.

Por lo tanto, este tipo de iniciativas son interesantes pero se aplican con mayor facilidad a nivel municipal que nacional.

Ventajas principales

- Fórmula que permite invertir en el futuro
- Facilita una solidaridad interesante, pero en realidad obligada, entre las distintas categorías de la población.
- Presenta un carácter más colectivo que individual, es más fácil de gestionar y permite suministrar agua a una tarifa poco elevada o incluso gratuita si, por ejemplo, el acceso a las fuentes lo es, para toda la población de ciertos barrios.

Inconvenientes principales

- Dificultad, a veces, para que se admita su principio y para lograr un buen equilibrio entre aquellos que tienen que pagar el agua más cara y aquellos que la obtienen gracias a los primeros pero pagándola más barata o nada en absoluto.
- Riesgo de desinterés de las clases medias por la acometida si, por ejemplo, hay muchas fuentes a precios interesantes a proximidad.
- Resultados menos inmediatos y a veces lentos en materializarse.
- Riesgo de desvío respecto al objetivo inicial anunciado, sobre todo a nivel nacional, que requiere un seguimiento particular.

b) La tarificación binomio

Comentario previo : Esta tarificación solo se presenta aquí para mostrar las incidencias negativas que puede tener en ciertas categorías de usuarios y, más concretamente, para aquellos que disponen de pocos recursos y, sobre todo, para indicar los medios de adaptarla para alcanzar mayor equidad y solidaridad.

Modo de tarificación

Esta comprende 2 elementos :

- una cuota fija (como suele aplicarse para la electricidad o el teléfono) llamada « cuota de servicio » y, por lo tanto, invariable cualquiera que sea el consumo, cuyo fin es cubrir una parte de los gastos excepcionales de inversión, los gastos de alquiler de contadores y los gastos de gestión del servicio
- una cuota variable igual a la multiplicación del número de m3 consumidos por el precio de dicho m3.
El precio medio total real del agua será mayor cuanto menor sea el consumo.
En caso de consumo bajo y de cuota fija elevada, el importe de las cuota de servicio puede incluso ser superior al precio de los m3 consumidos...

Ejemplos

- En Barcelona, la tarificación, de tipo progresivo, incluye tres tramos : 0,45 Euros/m3 hasta 72 m3, y luego 0,91Euros/ m3 hasta 144 m3 y 1,36 Euros/m3, así como una cuota fija de 60 Euros al año.
Este importe elevado de la cuota de servicio corresponde al de 102 m3 consumidos. Por lo tanto, constatamos que, en total,el precio real a pagar por estos 102 m3, no será de 60, sino de 120 euros, es decir, de 1,18 euros debido a la cuota fija. Del mismomodo, para un consumo estándar medio de 120 m3, la cuota fija representa el 44 % de la factura. Este porcentaje disminuye a medida que aumenta el consumo.

- Otros ejemplos :
Supongamos que en un municipio, el precio de la cuota variable es de 2 Euros/m3 y que la cuota fija se eleva a 90 euros/año.
La persona que solo consume 50 m3/ año pagará su agua a un precio medio del m3 de 3,80 euros, es decir, un 38% más que si hubiera consumido 120 m3/año, consumo estándar (es decir, 2,75 euros/m3). Lo mismo sucedería prácticamente (+ 35%) si el precio del m3 solo fuera 1,50 euros y el de la cuota de servicio de 60 Euros/año, pero el fenómeno se vería aún más acentuado (+ 56%) si la cuota fija fuera de 120 Euros o si el consumo fuese inferior.

Otros casos de ciudades francesas que no son balnearias : En Burdeos, la cuota fija es de 64 euros, y en Lyon de 67 euros. En Grasse, alcanza incluso los 102 euros. En Valonia (Bélgica), la cuota fija es de 87euros.

Principio de la mejora que se debe aportar a esta tarificación

El importe de la cuota fija de la tarifa (cuota de servicio) se reduce sensiblemente, o se suprime, por lo menos para las personas vulnerables o con escasos recursos.
En caso contrario, ya que muchos alcaldes no son favorables a dicha medida, los ayuntamientos tienen que adoptar disposiciones de acompañamiento(ayudas sociales, subvenciones o introducción de parámetros socioeconómicos e la tarificación) para que las personas con menos recursos no salgan desfavorecidas.

Medios para compensar la pérdida de ingresos correspondiente

Pueden ser de carácter fiscal, siendo entonces los recursos fiscales del municipio (Presupuestos generales) los que compensan la diferencia, o de carácter tarifario. En este caso, los especialistas preconizan distintos tipos de soluciones como :

- en un primer momento, disminuir moderadamente la cuota fija para encontrar más fácilmente o de manera más aceptable recursos de sustitución.
- Aumentar las tarifas de la parte variable adoptando medidas de acompañamiento para los pobres.
- Pasar a una tarificación de tipo progresivo, o acentuar su impacto si ya se está aplicando, lo que tendrá la ventaja de disminuir el consumo.
- Disminuir la cuota fija para los usos domésticos y aumentarla para los usos comerciales o industriales o para los grandes consumos, y no disminuyéndola para las residencias secundarias.
- Instaurar una tarificación estacional más alta en verano, cuando las lecturas de los contadores correspondientes son trimestrales (escasas) o posibles sin demasiados gastos suplementarios.
- Compensar el aumento de las tarifas para las familias realmente numerosas con dispositivos de ayuda específicos.
- Limitar o, mejor aún, controlar la utilización individual de los mantos freáticos (pozos) o crear un impuestos específico.
- Sustituir la cuota fija por un impuesto o contribución específica a los gastos de inversión del Servicio, no fija, sino modulada en función del modo o del tipo de utilización de la red.

Ventajas principales de esta disminución

- Sencillez y gran eficacia del sistema, sobre todo cuando el importe de la cuota de servicio es elevado.
- Supresión de una gran fuente de desigualdad de tratamiento entre los pobres o los pequeños consumidores y los demás.
- Mayor transparencia de las tarifas y del precio anunciado del m3, ya que a menudo este solo corresponde a la parte variable y muestra un precio inferior al precio real, que suele ser bastante mayor.

Inconvenientes principales

- Oposición bastante fuerte de muchas autoridades organizadoras de los servicios de suministro y de sus delegados, que destacan la gran proporción de gastos fijos dentro del costedel agua y la necesidad de equilibrar las cuentas o de favorecer a las familias numerosas, a los grandes consumidores o a las empresas.
- A menudo engendra aumentos de las tarifas para los residentes permanentes, sobre todo en las zonas balnearias, donde las cuotas fijas son elevadas.
- Reducción desfavorable para los grandes consumidores, incluidas las familias numerosas.
- Necesidad de encontrar nuevos recursos para compensar las reducciones implementadas y, si estas son altas, de aumentar el precio de la parte variable.

 5) Dificultades particulares y precauciones eventuales que deben tomarse

- No actuar con rapidez. No ser demasiado doctrinario e intentar realizar modificaciones del principio si estas son inconsecuentes.
- Comprender los verdaderos problemas de los municipios afectados e intentar reflexionar con los alcaldes sobre las distintas opciones posibles.
- Dejar tiempo a los habitantes para comprender, si no para aprobar unánimemente, las razones de las modificaciones propuestas.
- Ver cuáles serían eventualmente las demás medidas temporales de acompañamiento o de cambio vislumbradas si este solo puede ser progresivo.

 6) ¿Adonde dirigirse para encontrar más información ?

- Académie de l’eau. Publicación (abril de 2012) de un libro (100 páginas) : « La cuota fija en la tarificación del agua doméstica » de Henri SMETS, Presidente de la ADEDE y especialista reconocido de la tarificación del agua en el mundo. Muy interesante, biendocumentado, ilustrado con numerosos gráficos y completado con numerosos anexos, este libro permite comprender todos los aspectos de este problema, a menudo poco conocido, y conocer con mayor detalle las posibles soluciones. Disponible online en :
http://www.academie-eau.org/admin/f...

Comentar este artículo


> ir a secours catholique logo Secours catholique